Mentiras

Graderío
"Graderío", por AgusMartin (foto del día)
Olympus E-3 + Zuiko 14-54 + Flash FL-50R

No, no voy a mentir sobre el motivo por el que he estado algún tiempo sin publicar nada. Esta entrada va sobre las mentiras en las imagenes. Hay muchas maneras de mentir con la fotografía o con el video: una imagen puede estar muy retocada; se puede haber seleccionado la óptica con intención de alterar relacciones de tamaño entre elementos en la composición; se puede dejar fuera de la composición un elemento importante, formando entonces una verdad a medias (o media mentira)... A veces esa mentira es una falta de ética. A veces esa mentira es un recurso creativo. Así que aunque seamos buenos chicos, los fotógrafos mentimos. Y algunos mucho y a menudo.

Acudo a una exposición sobre Star Wars y me encuentro allí una mentira deliciosa. Una maqueta de un graderío tiene una rejilla a la que están pegados cientos de algodoncitos de colores. Si los ves de cerca y con calma no son más que eso: algodón teñido. Aunque de un primer vistazo parece una grada llena de gente. Entonces recuerdas la escena de la película: el cine no te deja verlo con calma, apenas un fogonazo, con un plano bajo con el que no se ve la rejilla, la muchedumbre se agitaba al pasar las vainas de la carrera... ¿o es el algodón el que se agita cuando le meten aire desde la parte de abajo de la rejilla?

No puedes evitar llevarte una foto de recuerdo de la mentira. Tu cabeza sabe cual es la realidad, pero en tu camara compruebas que el truco funciona... Estos cineastas son unos canallas mentirosos. Casi tanto como lo somos los fotógrafos.

5 comentarios:

XaviH dijo...

Pues me has fastidiado la emoción de la foto con tu sinceridad... ¡Me habia creido la foto, y estaba alucinando!

Comparto la idea de que toda fotografia es una manipulación (que ya habias mencionado en una entrada anterior, creo), creo que es algo que siempre debemos tner en cuenta. Un saludo

Víctor Roblas dijo...

A mi me había pasado lo mismo, estaba pensando, donde podía estar hecha la foto. Si la mentira es piadosa o sirve para cambiar algo, merece la pena. Un saludo.

Martin Gallego dijo...

Jejejej, totalmente de acuerdo!
Saludetes!

martuky dijo...

me ha encantado la reflexión!1
un saludo!

diminuto blog dijo...

Es cierto: a primera vista me ha parecido parece una grada llena de gente, y me ha desconcertado un tanto.

En cuanto a verdades y mentiras... Es costumbre, entre los magos, no revelar sus trucos, y la fotografía tiene un tanto ((mucho) de magia, e independientemente de los trucos que se empleen para obtener resultados.
Otra cosa bien distinta es manipular para engañar, y no para ilusionar. Ahí si existe no ya el truco, sino la trampa, y eso está muy feo creo yo).

Mágica toma. Toma.